URA Playcar comienza lanzando un rotundo mensaje

(32-15) Los cruzados inician el camino del ascenso a la División de Honor con un brillante partido y una incontestable victoria frente a CAU Valencia, arropados por casi un millar de personas en la grada

El choque comenzó con 0-7 en el marcador, pero no importó. A los 45 segundos, con la afición todavía entrando al Juan Rojas, ensayo en contra, puede que el más rápido jamás encajado por Unión Rugby Almería Playcar en todo su periplo por la división de plata del oval español. Pero si de hacer historia iba el día, se hizo… en un tono mucho más positivo. El equipo asumió rápido que esto es el Grupo Élite, y que con el más mínimo despiste se pueden sufrir graves consecuencias. Así, lejos de verse lastrado, se sintió espoleado, se prendió el plus de motivación que se había trabajado y se dio un recital. Los cruzados jugaron un nuevo partido de 79 minutos en el que crecieron a medida que se fueron diluyeron sus nervios, en el que interpretaron el guion al que les había remitido Hernán Quirelli ‘Falu’ durante la semana, y se ganó sumando 5 puntos.

URA Playcar dominó el juego de principio a fin, manejó el tiempo del partido y fue muy superior a CAU Valencia en todas las facetas. De hecho, ante la renuncia valenciana a jugar las melés, imposibles casi todas, los unionistas tiraron de repertorio de recursos y encendieron a la grada, con casi mil seguidores, alternando la percusión desde la delantera y el despliegue de calidad a la mano con los tres cuartos como estiletes. Así, sus dos centros, José Méndez con 3 y Gonzalo Pérez con 2, firmaron los 5 ensayos, y fue inconmensurable la labor de Mati Lamboglia. La bisagra cruzada funcionó perfecta y no se falló en la touche, sumando méritos para que el XV levantino, salvo la primera jugada y alguna escaramuza que otra al contragolpe, se viera limitado solo a contener.

Saque de centro de Unión Rugby Almería Playcar, patadas cruzadas y CAU Valencia abriendo un agujero por la izquierda, valiéndose de su gran calidad individual, puso el balón en la zona de marca con suma facilidad. Había pasado menos de un minuto y se tocó el orgullo cruzado, que salió a la luz para presionar al adversario, muy peligroso si podía correr y con el pie. Disciplina, sin golpes que dieran opción de anotación al gran Mirolo, se empezaron a acumular minutos en el campo valenciano. Desde muy pronto se vio que se era muy superior en melé, pero no se pudo sacar provecho porque casi ninguna pudo mostrar el empuje almeriense, bien hundida o bien girada. Concesión de errores, con todo se pisó 22 contraria durante muchos minutos, pero sin suerte.

No se cumplió la máxima de que tienes que salir de ahí con puntos, y por muy poco no se pagó caro, ya que CAU se volvió a escapar y de poder hacer el primer try, casi se encaja el segundo, salvado con una gran defensa in extremis. Fue en el minuto 15 de partido cuando se encontró el modo de abrir la lata, con juego rápido a la mano desde el propio campo y encontrar por el carril izquierdo a un José Méndez pletórico. El 7-7 dio paso a una fase de contundencia en el contacto por parte de la delantera de URA Playcar, secundada por todas las líneas, un desgaste físico que llevó a los valencianos a defender en el límite. De hecho, en esas llegó la primera amarilla para los visitantes, sin concesiones en la terrible presión ejercida por los locales. La incógnita era saber lo que iba a aguantar CAU de ese modo, si bien avisó de su potencial arriba.

En ese sentido, se produjo una nueva escapada saliendo a mano desde muy atrás y a José Méndez cabe darle el mérito de mantener la calma en defensa, siendo la última opción para impedir el ensayo, como hizo. Se estiró el XV levantino con calidad, URA erró dos touches y en un balón por el centro en el que no se presionó a Mirolo, este no tuvo problemas en mirar a palos y transformar un drop. Había pasado media hora y se habían contraído más méritos que el adversario, pero se iba por detrás en el tanteo de un bonito partido. Pese a ello, no se perdió la confianza y, más allá todavía, se disfrutó jugando, se cerró filas y las individualidades terminaron por engrandecer la propuesta colectiva. Fases por delantera, desde touche a maul, paciencia y premio.

Gonza Pérez en el minuto 37 encontró el camino al try gracias a la claridad en el pase y en la búsqueda de la superioridad numérica. El marcador de nuevo se tenía a favor, 12-10, pero se sabía que faltaba poner la guinda a todo lo trabajado. Y entonces llegó la magia de Matías Lamboglia, pase por la espalda a la pura potencia de José Méndez y su carrera imparable hasta bajo palos en la última jugada antes del descanso. 19-10 y a pensar en poner la sentencia a la vuelta del intermedio. Tocó defender al inicio, los primeros siete minutos, y se recobró de nuevo el mando. Cittadini lanzó una patada de muchos quilates desde propio campo para provocar touche a favor en diez metros, y a partir de ahí se volvió a la carga atacante. Se había manejado bien el tempo, se había tenido inteligencia para controlar y había que pensar en bonus ofensivo.

Una vez más Lamboglia brilló con su juego, esta vez corriendo, mirando y esperando a Gonza Pérez por la izquierda. Apuró el momento del pase hasta que fue el decisivo, y el centro cruzado lo agradeció deshaciéndose de su par y siendo letal, como suele, en los últimos metros. El 24-10 suponía sumar cinco puntos en la primera jornada, pero el crono todavía marcaba demasiado tiempo como para no regalar más buen rugby a la afición, o para no fiarse de CAU Valencia. Percutió una vez más la delantera, y así fue posible ampliar la renta con un golpe a palos que transformó Cittadini para el 27-10. El quinto ensayo llegó en un balón suelto por la izquierda que recogió José Méndez, que corrió plácido hasta la zona de marca, estableciendo un rotundo 32-10, incluso menor de lo que decían las sensaciones.

Encomiables ambos equipos en el esfuerzo final, CAU Valencia para impedir el bonus almeriense y URA Playcar para conservarlo, un avance del recuperado Muaiava, quien volvió al equipo tras varios meses, permitió el ensayo de Robles. El público puesto en pie ovacionó a los dos equipos al final de la contienda, de gran intensidad y de calidad rugbística, feliz por la victoria, histórica, primera en una fase de ascenso para el club. Era clave empezar de ese modo, lanzando un mensaje cony a tundente de ‘estamos aquí para competir’, y además con cinco puntos que sitúan a Unión Rugby Almería Playcar segundo, empatado con el primer líder del Grupo Élite, Getxo. El conjunto vasco ganó a Sant Cugat por 52-0. Detrás de los cruzados se sitúan los otros dos equipos del Grupo C, Industriales y Pozuelo, que vencieron respectivamente a Pasek Belenos y a Independiente de Santander. Lo próximo para URA Playcar será visitar la semana próxima a L’Hospitalet.

FICHA TÉCNICA:

Unión Rugby Almería Playcar (32): Nemo, Giardina, Fede, Mono, Momia, Zalazar, Gaveglio, Lucas Melián, Lamboglia, Cittadini, Méndez, Gonza Pérez, Damián Jurado, Chema y Emilio Arias. También jugaron Facu Quroga, Sebas ‘Hacha’ Urgu y Persa.

CAU Valencia (15): Castellano, Montero, Sarmiento, Saranich, Amblar, Cesanelli, Lucas Santipolo, Robles, Morcillo, Mirolo, Vilar, Terol, Domínguez, Blay y González. También jugaron Alonso, Bellver, Lazar, Serrat, Muaiava, Mesigos, Boix y Ferreyra.

Árbitro: Pedro José Pérez. Expulsó temporalmente a Gonza Pérez (min. 43) por parte de Unión Rugby Almería Playcar, y a Serrat (min. 73) por parte de CAU Valencia. Vio la roja, tras doble amarilla, el visitante Santipolo (min. 40).

Tanteo: 0-1, min. 1: ensayo de Agustín González transformado por Mirolo. 7-7, min. 15: ensayo de Jose Méndez transformado por Cittadini. 7-10, min. 29:  drop de Mirolo. 12-10, min. 37: ensayo de Gonza Pérez. 19-10, min. 40+3: ensayo de José Méndez transformado por Cittadini. DESCANSO. 24-10, min. 62: ensayo de Gonzalo Pérez. 27-10, min. 31: patada de castigo transformada por Cittadini. 32-10, min. 34: ensayo de Jose Méndez. 32-15, min. 37, ensayo de Robles. FINAL.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la segunda fase, Grupo Élite de División de Honor B, disputado en el Estadio Municipal de Rugby Juan Rojas con una afluencia de ochocientos espectadores aproximadamente.

TEXTO Y FOTOGRAFÍA: PACO ALONSO