URA Playcar se deja el alma sobre el campo y gana su primer partido con nivel de División de Honor

el

(13-7) Los cruzados se aferran a la épica para remontar y doblegar al histórico Mazabi Santander Independiente en una oda de ambos equipos al derroche físico llevado al límite y continuar así invictos

Cayó el tres de tres, pero lo vivido en el Juan Rojas tiene un valor que va mucho más allá de los cuatro puntos sumados en la clasificación. Histórica visita, porque llegaba el histórico Independiente por primera vez a Almería, e histórico triunfo, fruto de la fe y de la generosidad sin ambages. Se rozó el millar de personas en la grada, lo que supone que casi mil corazones estuvieron a punto del colapso durante unos interminables diez minutos finales por encima del crono corrido. Encomiable el terrible último esfuerzo del XV cántabro para intentar voltear el marcador, que lucía un 13-7, y heroica defensa de los cruzados, impidiendo el paso a apenas un palmo de la raya. Una tras otra, fases y fases, aliento sobre aliento, se resistió y se materializó una victoria jamás antes vista.

Es la primera vez que se disfruta en esta provincia de un partido con nivel de División de Honor, que es el que tiene Mazabi Santander Independiente RC, todo un equipazo, el mismo que ha demostrado alcanzar un Unión Rugby Almería Playcar que lanza su tercer ‘rugido’. Se vio puro rugby durante casi un centenar de minutos, sumados los añadidos de ambas partes, sin concesiones en los contactos, intenso, duro, peleado, con roces, bravo… pero con un magnífico pasillo final entre ambos contendientes, que se reconocieron mutuamente el esfuerzo y la valentía. Los unionistas siguen invictos y marchan segundos a tres puntos de Pozuelo Rugby Unión, pero con un partido menos que los madrileños, situándose los tres equipos del Grupo C en la cabeza del Élite.

El encuentro del Juan Rojas tuvo una parte para cada uno, y una vez más se logró un santo y seña local: que se le haga largo al visitante. La primera se jugó casi entera en la parcela de URA y la segunda, salvo el antes referido tramo final, en la de Mazabi. A los cruzados les costó mucho montar su juego de tres cuartos por la presión recibida y los robos de la defensa santanderina. Encimando mucho en cada jugada, el guion de Independiente le dio su fruto y a los unionistas les tocó fajarse atrás, con orden y con disciplina. Pasaban los minutos con 0-0, un golpe a palos desde el centro del campo y fallo como única opción clara de anotación del XV norteño, hasta que se sancionó con ensayo de castigo a Unión Rugby Almería para el 0-7 casi sobre el crono corrido.

Antes del descanso, en el alargue de varios minutos debido a las interrupciones que el señor Iñaki Muñoz tuvo en cuenta, Cittadini pateó un golpe también desde muy lejos que se le marchó por muy poco. A la vuelta, su pie sería decisivo, puesto que ya bien madurada la segunda parte, tras recortar con acierto a palos en un golpe, pateó a un lado y después a otro hasta que se abrió el agujero con la velocidad de Méndez. Llegó el try con asistencia del apertura, que además transformó desde una posición difícil y que casi al final metió otro golpe para el 13-7. Se podría haber jugado, visto que había una dinámica de superioridad almeriense, pero se eligió abrir un poco más la renta. A Mazabi no le cabía otra que dejarse la vida, sobre todo porque podía incluso ganar.

Todo ello en el desarrollo del partido se encaja en minutos iniciales de tanteo y alguna primera posesión larga de los cántabros. Fede hizo un gran placaje en una acción con gran peligro, con un URA Playcar que se afanó en defensa y quiso imprimir velocidad, pero con pérdidas, una tras otra, en momentos clave. La contundencia en el contacto dio aviso de que los roces iban a surgir, lo que se hizo realidad al final por todo lo que se había acumulado. En cinco metros propia se robó una touche, se trenzó una salida por la izquierda, pero fue frenada al entrar en 22, se jugó una touche larga que parecía buena, pero de nuevo se perdió, y el equilibrio en las melés, inestables todas, sonrió con dos robos a los cruzados, pero sin premio por la intensidad defensiva del rival.

Después llegó el fallo a palos de Santander y una buena recuperación de URA, patada defensiva de seguido que tuvo como respuesta otra patada ofensiva, rozada, que de la nada costó mucho. Provocó una melé a cinco propia, que se giró y que fue sancionada con un ensayo de castigo. En el saque los cruzados presionaron, forzaron una touche en diez metros que se jugó mal, se hilvanó otro avance buscando el juego a mano, sin éxito, y Cittadini erró el golpe a palos por apenas centímetros. El camino a vestuarios se produjo tras trifulca, seguida de otra, tensión entre ambos equipos por la enorme y constante intensidad de los dos, y todo por decidir en la segunda parte, que este año es ‘la buena’ para Unión Rugby Almería Playcar.

Desde el mismo reinicio los unionistas presionaron y no dejaron salir de su parcela del terreno de juego a Mazabi, aunque sin recompensa. Eso sí, la frescura física del rival ya no era la misma en la presión y en seguir tan de cerca el pase, jugando al límite del fuera de juego. Costaba mucho abrir el agujero y, además, en la primera que tuvo una ocasión de salir de su cueva, el XV cántabro tuvo opción de ampliar renta con golpe a palos. Era el minuto 58 y se erró, siendo la respuesta de Unión Rugby Almería seguir a lo suyo. Magistral patada de Emilio Arias desde su propia raya de try, anticipo a algo escrito en la pizarra de ‘Falu’. Y es que hacía falta algo diferente para abrir por fin esa lata tan bien cerrada, pelea tremenda por la posesión del balón, ruck y contra ruck.

Así, Cittadini eligió palos en un golpe centrado y factible, sin perdonar la suma de los primeros tres puntos, y después abrió con el pie un balón a la derecha que encontró el ala Chema. Se paró la acometida cruzada en una primera instancia, pero, continuidad de juego, el oval otra vez para el apertura, que gira y patea a la izquierda, encontrando a José Méndez, fajándose del placaje y entrando en zona de marca para el 8-7. Grada enfervorecida, Citta transformó, el equipo resistió la que parecía última intentona de su rival y logró volver al terrero de Santander para jugar en él y matar el partido. En el ya referido golpe a palos se prefirió anotar, pero la renta era insuficiente para impedir, con un try en contra transformado, la derrota, y entonces llegó el sufrimiento final elevado a su máxima expresión, jugadores desfallecidos con una y otra camiseta.

FICHA TÉCNICA:

Unión Rugby Almería Playcar (13): Nemo, Momia, Fede, Facu, Gaveglio, Mudo, Persa, Lucas Melián, Lamboglia, Cittadini, Méndez, Gonza Pérez, Damián Jurado, Chema y Emilio Arias. También jugaron Giardina y Luis Vergel.

Mazabi Santander Independiente RC (7): Barros, Pregot, Valera, Hidalgo, González, Vila, Iván Moreno, Gastón Moreno, Giribet, Jabase, Peña, García-Moris, Sánchez, Maximiliano García y Huber. También jugaron Gómez, Blanco, Navarrete, Ismael García, Tejero, Latrónico y Molina.

Árbitro: Iñaki Muñoz. Expulsó temporalmente a Persa (min. 43) por parte de Unión Rugby Almería Playcar, así como a Maximiliano García (min. 60) por parte de Mazabi.

Tanteo: 0-7, min. 36: ensayo de castigo. DESCANSO. 3-7, min. 58: patada de castigo transformada por Cittadini. 10-7, min. 68: ensayo de José Méndez transformado por Cittadini. 13-7, min. 79: patada de castigo transformada por Cittadini.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la segunda fase, Grupo Élite de División de Honor B, disputado en el Estadio Municipal de Rugby Juan Rojas con una afluencia de ochocientos espectadores aproximadamente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s