URA Playcar demuestra que ‘está ahí’ y va a por todas

(29-17) Derrota frente a un Pozuelo Rugby Unión con potencial de División de Honor, pero haciendo un partido muy serio y abierto en gran parte de su desarrollo, resuelto por la gran pegada madrileña

Las segundas partes de URA Playcar, hasta ahora, le habían dado muchos puntos en la clasificación, aunque en El Valle de las Cañas no ha sido posible sumar en número, pero sí en convicción. Además, sí se restó a última hora, en el 80, el bonus ofensivo que se disponía a paladear su rival. Conscientes de dónde se era inferior, así como de los propios problemas, sobre todo en la gestión de la touche como un auténtico dolor de cabeza, los cruzados tiraron de plan de juego para mostrar un gran nivel que tuteó al que, sin la menor duda, es un claro candidato a ascenso esta temporada, y no solo a ser el campeón del Grupo C. Pegada brutal, el paquete de melé de Pozuelo Rugby Unión es claramente de una categoría superior, si bien los hombres de ‘Falu’ no dieron su brazo a torcer y no le perdieron la cara. Se cayó en el duelo, y se levantó la ilusión.

Eso, trasladado a los 80 minutos, se tradujo en la primera mitad de cada parte sin que ninguno anotara, con un juego a mano muy rápido de Unión Rugby Almería Playcar y derroche defensivo cuando tocó antes del descanso, y aguante sobre la prisa por dejar sentenciado el encuentro cuanto antes por parte de los madrileños, tras el intermedio. Muy difíciles de parar cuando pisan cinco metros, los hombres de ‘Yunque’ impusieron su ley, mientras que los de ‘Falu’ merecieron al menos un marcador más ajustado, con momentos puntuales en los que se escaparon claras ocasiones de haber anotado para estar más cerca. Así, fue infructuoso el segundo ensayo, sobre el minuto 80, de Lucas Melián, aunque resultó toda una reivindicación de que se ‘está ahí’, que hay que soñar y que se tiene trabajo, constancia y compromiso con un ‘proyecto humilde-ambicioso’.

Comienzo muy firme de Unión Rugby Almería, con buena melé, intento de drop fallido y patada 50/20 para una touche errada, todo en los primeros 3 minutos de un partido que se quiso hacer largo. Buena defensa y presión en la zona de peligro rival, pero sin lograr puntuar, se logró que todo un Pozuelo Rugby Unión no tuviese ninguna opción de anotar en los primeros 20 minutos. Pronto se vio que la touche no funcionaba, así como que la melé tenía claro peligro de poner ruedas y verse empujados con una gran facilidad. Reordenar, meditar, buscar los puntos fuertes y seguir. La duda respecto a este encuentro quedará siempre en qué habría sucedido si las touches hubiesen sido buenas, porque cuando se logró sacar adelante alguna, la cuarta lanzada como una muestra, dio opciones, pero con juego rápido, más posesión y cierto dominio.

Es cierto que la amplia y tremenda plantilla madrileña no tiene ningún problema en eso por su confianza en que los partidos duran 80 minutos y acaba por imponer su poder, pero tampoco ha estado muy acostumbrada esta temporada a verse metida durante tanto tiempo en su propio campo. Mala suerte local, lesión temprana de su centro Noel Carrión, no hubo problema en un recambio de garantías, y se pasó a sufrir en la melé. Se robó una melé, pero se pasó a golpe absurdo y a defender una touche para maul en el minuto 17, primera vez de pisada en zona de peligro de Pozuelo, defendida con un gran criterio. Tener una touche a favor se convirtió en una carga mental, porque no hubo manera de sacarla adelante y se convirtió en situación de ataque de Pozuelo.

Se pasó una mala fase general en estáticas, pero resistiendo y metiendo al líder en su propio campo de nuevo, muy bien en los rucks, conduro contacto y ninguna arruga en la intensidad y las ganas cruzadas. El ejemplo de cómo se estaba desarrollando todo fue que el Pozuelo eligió palos en un golpe en el minuto 22, pasado un cuarto ya de un partido bonito e intenso, para abrir el marcador. Cayó el 3-0 con el acierto de Ortega en el lanzamiento. Una touche larga, muy bien jugada, provocó posesión, acumulación de fases y percusión de delantera para provocar un enorme desgaste defensivo de un URA Playcar generoso, que sin embargo no pudo contener una acometida constante y paciente, ordenada, que acabó en try en el minuto 28. Caía el 10-0 y el líder pensaba que ya había doblegado a unos cruzados que respondieron del mejor modo posible.

Se erró un lanzamiento a palos en golpe desde melé, un hito, pero desde el centro del campo, si bien muy centrado. De ahí se pasó a una jugada magnífica con la que firmó Unión Rugby Almería Playcar su propio estilo, rápido, hábil, balón a mano por el ala de la izquierda para tres pases certeros y ejecución en zona de marca del incipiente Jodé Méndez. Era el minuto 35 y Cittadini transformó un lanzamiento complicado que puso el tanteo en un apretado 10-7, muy justo respecto a los méritos contraídos. Quedaba ya un suspiro y se incurrió en el error de conceder una melé, que se sostuvo con gran sufrimiento, pero que fue seguida de una touche, claro está, seguida de maul. Enorme fue la defensa ante esa opción de empuje, pero Pozuelo tiene mucho más que físico y abrió de modo excelente para ensayar por segunda vez en la última jugada antes del descanso y subir el 15-7. Era para estar satisfechos, pero para seguir sufiendo.

El XV madrileño metió la directa, una segunda parte de dominio local como diferencia al respecto de la primera, ya que se consumó mucho tiempo sin anotar. Los locales no dudaron en intentar sentenciar cuanto antes, pero los visitantes resistieron con cierta facilidad y dieron la sensación de esperar su opción. Mejor en las melés, lo cual era fácil visto lo visto antes, no fue así en las touches, en las que se perdió gran parte de las oportunidades de pensar en algo más. Para enorgullecer a los seguidores, como la muestra más grande se puede poner salir con balón el jugado en un golpe en el propio campo, valientes, generando además una situación de desequilibrio esfumada con un error en la entrega del oval. El momento clave fue de lo bueno a lo peor, robando una touche, pero surgiendo en una mala gestión una melé en contra, muy cerca, minuto ya 15 de la segunda parte, y gran jugada local para entrar duros e imparables al ensayo.

Otra vez se quiso responder y se anotó con un golpe en 22 contraria que se eligió en tiro a palos certero, pensando en que quedaba mucho partido todavía. La touche no se mejoró, sí la melé, que acabó muy equilibrada e incluso con un robo en el 27, y de una manera lamentable, porque se hizo todo muy bien, se escaparon dos ocasiones en las que se había roto la defensa madrileña para haber recortado la distancia. Se jugó, por fin, una buena touche, siendo el origen de una de esas referidas ocasiones. En el lado contrario, lo contrario, valga la redundancia, una touche en cinco metros que jugó con calidad Pozuelo, amagando el maul para jugar rápido y ensayar por cuarta vez, ya con el bonus en el paladar. El juego de URA Playcar dio varias muestras más de brillantez y por fin se logró recompensa en una ruptura a partir de ruck de Lucas Melián, que se metió bajo palos para ‘robar’ el punto extra y poner un tanteo más acorde a lo visto.

FICHA TÉCNICA:

Pozuelo Rugby Unión (29): Helman, Poncetta, Fertu, Albariña, Romero, Bolinches, Sotomayor, Guayta, Madurga, Ortega, García, Carrión, Dodd-Edwards, Petit y Buendía. También jugaron Moreno, Martín, Narváez, Pérez, Agnelet, Tejera, Manteca y Zurita.

Unión Rugby Almería Playcar (17): Nemo, Momia, Fede, Mono, Gaveglio, Zalazar, Quiroga, Lucas Melián, Lamboglia, Cittadini, Méndez, Gonza Pérez, Damián Jurado, Chema y Emilio Arias. También jugaron Giardina, Rullo, Persa y Castro.

Árbitro: Belarmino Álvarez. Expulsó definitivamente a Rullo y a Narváez, uno por cada equipo, en el minuto 79. Expulsó temporalmente a Fede Grasso (min. 78) por parte de URA Playcar, así como a Ortega (min. 79) por parte de Pozuelo Rugby Unión.

Tanteo: 3-0, min. 22: patada de castigo transformada por Ortega. 10-0, min. 29: ensayo de Guayta transformado por Ortega. 10-7, min. 37: ensayo de José Méndez transformado por Cittadini. 15-7, min. 40: ensayo de García. DESCANSO. 22-7, min. 56: ensayo de Romero transformado por Ortega. 22-10, min. 58: patada de castigo transformada por Cittadini. 29-10, min. 66: ensayo de Facundo Poncetta transformado por Ortega. 29-17, min. 80: ensayo de Lucas Melián transformado por Cittadini. FINAL.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la primera fase en el Grupo C de División de Honor B, disputado en El Valle de las Cañas ante unos 300 espectadores aproximadamente.
TEXTO: Paco Alonso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s